Rakel Andrade nos habla de los problemas de digestión

Recuperamos el artículo publicado por nuestra experta en Biomagnetismo, Raquel Andrade:

Cada vez son más los casos de pacientes que llenan las salas de espera de las consultas por problemas digestivos diversos, desde digestiones pesadas, pasando por hernias de hiato, gastritis, estreñimiento, colon irritable, hasta colitis ulcerosa.

 

¿Cuál es la razón de todos estos males?
El estilo de vida actual de los países desarrollados, con largas jornadas de trabajo y un estrés excesivo, hace que muchas personas carezcan de buenos hábitos alimenticios, ya que dedican poco tiempo a comprar y a preparar alimentos de calidad, y aun menos, a su ingesta.

 

¿Cómo podemos ayudar a nuestras digestiones?
Una de las mejores ayudas para nuestro sistema digestivo, es intentar, en la medida de lo posible mantener una alimentación saludable evitando lácteos,  harinas refinadas, dulces, carnes grasas, embutidos y fritos.

Si nuestras digestiones son lentas debemos tener cuidado con algunas frutas, por ejemplo con la naranja. A la naranja se le confieren muchas propiedades, especialmente por su concentración en vitamina C y su contenido en fibra, pero a la vez es una gran enemiga de los órganos más comprometidos con la digestión; el hígado y la vesícula, ya que hace que éstos segreguen menos enzimas digestivas.

 

Algo que también nos puede ayudar es comer despacio y masticar mucho el alimento, recomiendan masticar hasta 40 veces antes de tragarlo. Es importante que el alimento permanezca un tiempo en la boca, donde empieza la digestión, para que se mezcle bien con las enzimas de la saliva y así empezar a transformar las grandes moléculas en moléculas más pequeñas y absorbibles o lo que es lo mismo convertir los alimentos en nutrientes. De este modo no cargamos tanto a nuestros órganos digestivos de trabajo y nosotros evitamos la sensación de pesadez después de comer.

¿Con que ayudas contamos?
Podemos concluir nuestras comidas con alguna infusión digestiva; boldo, melisa, hinojo, manzanilla, anís estrellado o cualquier otra planta que nos ayude en este campo.
También son muy recomendables los suplementos de enzimas digestivas, ya que en muchísimos casos, esa carencia enzimática es la causa de estos problemas.
Y algo que sin duda nos va a venir bien son los pre y probióticos, ya que además de ayudar a nuestra digestión, van a colaborar con nuestra salud intestinal y toda su sintomatología.

FUENTE: nutricionysaludantiaging.com