proteina vegetal

Proteina vegetal

Las proteínas se encuentran en el mundo animal y vegetal.
Forman parte de estructuras corporales y regulan muchos procesos metabólicos.
Están formadas por unidades más pequeñas denominadas aminoácidos, que se agrupan formando grandes cadenas.
Tanto los alimentos pertenecientes al mundo animal como el vegetal, proporcionan proteínas, aunque algunos las contienen en una mayor proporción, como es el caso de carnes, pescados, huevos, lácteos, frutos secos y legumbres, especialmente soja y sus derivados.
Ventajas de los productos vegetales
Menor aporte de grasas saturadas y mayor aporte de grasas insaturadas, más beneficiosas para la salud.
Ausencia total de colesterol.
Mayor contenido en fibra, minerales, oligoelementos y antioxidantes.
Menor coste de producción que los productos de origen animal
Mayor respeto por el entorno y mayor sostenibilidad medioambiental:
La producción de 1 kcal de proteína animal requiere unas 25 kcal de energía fósil, mientras que para 1 kcal de proteína vegetal se requieren tan sólo 2,2 kcal de energía fósil.
La ganadería es responsable en gran medida de la deforestación así como del 18% de las emisiones de gases con efecto invernadero.
Dietas vegetarianas y sobrepeso
“Las dietas vegetarianas están asociadas en adultos sanos con Índices de Masa Corporal menores”, por lo que este tipo de dietas podría conducir a una menor ganancia de peso.
Para la prevención del sobrepeso, se recomienda que la dieta contenga gran cantidad de fruta, hortalizas y cereales integrales.
Por el contrario, el elevado consumo de carne y productos cárnicos puede incrementar la ganancia de peso y el perímetro abdominal.

Las proteínas se encuentran en el mundo animal y vegetal.
Forman parte de estructuras corporales y regulan muchos procesos metabólicos.
Están formadas por unidades más pequeñas denominadas aminoácidos, que se agrupan formando grandes cadenas.
Tanto los alimentos pertenecientes al mundo animal como el vegetal, proporcionan proteínas, aunque algunos las contienen en una mayor proporción, como es el caso de carnes, pescados, huevos, lácteos, frutos secos y legumbres, especialmente soja y sus derivados.

Fuente; Natursoy