Receta: paté de berenjena y palitos de polenta

Bueno bueno hoy nuestra concienra Karol Aranzabal nos trae una fórmula perfecta para hacer paté. Os va a encantar. Tomad nota de lo que necesitais. 

Ingredientes:

  • 2 Berenjenas medianas
  • 1 diente de ajo
  • 1 limón
  • 1 cs de tahini
  • ½ cc de comino molido
  • Pimentón dulce en polvo
  • Pimienta negra molida
  • 2 cs de aceite de oliva
  • ½ cc de sal

 

Elaboración:

  1. Lavar las berenjenas y cortarlas por la mitad a lo largo. Echar sal y dejar que suden.
  2. Rociar con aceite de oliva y meter al horno con calor arriba y abajo a 200 grados.
  3. Cuando las berenjenas se vean “quemadas” por fuera y al pincharlas no quede ninguna parte dura, sacar del horno y cuidadosamente quitarles la piel.
  4. En un recipiente, incorporar las berenjenas partidas, el aceite de oliva, la tahini, el ajo, el zumo de limón, sal y comino.
  5. Batir.
  6. Probar y añadir pimienta y sal al gusto.
  7. Batir con la batidora.
  8. Verter la mezcla en un bol y echar un chorrito de aceite de oliva.
  9. Espolvorear el pimentón dulce (al gusto).

Por supuesto, vemos imprescindible tener algo para poder untar nuestra rico paté, por ello, aquí os mostramos como hacemos los palitos de polenta. 

 

PALITOS DE POLENTA FRITOS

Ingredientes:

  • 200 g de polenta
  • 500 ml de bebida de soja
  • 140 ml de caldo de verduras
  • 1 cs de perejil picado
  • 1 cs de aceite de girasol
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 pizca de pimienta
  • 1 cc de sal
  • Aceite de oliva

 

Elaboración:

  1. Calentar la bebida de soja con el aceite de girasol, el caldo del verduras, la sal, la pimienta y la nuez moscada.
  2. Cuando empiece a hervir, bajar el fuego y añadir la polenta en forma de lluvia, removiendo bien con una cuchara de madera hasta que empiece a hervir de nuevo.
  3. Apagar el fuego.
  4. Extender la polenta todavía caliente sobre una bandeja engrasada con aceite dando un grosor de 1 cm, aproximadamente.
  5. Alisar con el dorso de una cuchara y dejar enfiar.
  6. Una vez fría y dura, desmoldarla sobre una tabla de cocina y cortarla en tiras de 2 cm de ancho y unos 8 cm de largo.
  7. Freír la polenta en abundante aceite hasta que quede dorada y crujiente.
Polenta frita

Una receta fácil para toda la familia y poder disfrutar de un buen ratito juntos.